DSC00715

Y la hoja de papel sobrellevaba sobre sus hombros un poema. Poema, verso, una sumatoria de palabras. Amor, corazón y mañana de sol, intentando rimar de manera torpe cada dos estrofas. Escritas con inmensa pasión y escaso talento.   Soñó con otro destino, guardado en el arcón de los recuerdos, es más, hubiera preferido transformarse en un barquito de papel.

 Intuyó que el amargo destino, el suyo y el del poema estaban fatalmente ligados. Cuando lo leyera su destinataria terminarían hechos un bollo en el cesto de los papeles. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s