Universos paralelos.(El león que no quería volver al zoológico)

20160814_202130.jpg

Leía recostado en mi cama, De la pila de libros que invade mi cuarto había elegido uno al azar. Uno de esos libros que forman parte de una colección, pero al no ser de los más conocidos del autor algunos títulos van quedando relegados. Comencé a leerlo sin mucho entusiasmo para saber de que se trataba, hasta que me venciera el sueño.

A las pocas páginas mi mente empieza a volar. Me quede atascado en la palabra león, ahora me encontraba en el asiento 7D de un AIRBUS A320. Mientras el autor del libro elaboraba un magistral análisis lingüístico sobre una frase relacionada con un león que debe volver al zoológico, el avión se mueve tranquilo por las pistas de Ezeiza a la espera de las órdenes de la torre de control; mientras por la ventanilla veo pasar el verde entorno, nos acercamos con paso cansino hacia la ubicación en la cabecera de la pista.

Volví a sentir el peso del libro en la mano pero me dejé llevar hacia el universo paralelo del avión. Nos pidieron apagar todos los dispositivos electrónicos y abrocharnos los cinturones de seguridad. Las azafatas, sin importarles la suerte del león del libro irrumpieron en mi mente, y con una estudiada coreografía nos iban señalando las salidas de emergencia y la ubicación de los chalecos salvavidas.

Finalmente giramos en U y el avión se detuvo.

Se escucharon las últimas instrucciones, listos para despegar. Las turbinas rugieron a máxima potencia, podía sentir la vibración en todo el cuerpo y el impulso hacia adelante. Instintivamente apreté el libro contra mi pecho. Ahora era todo traqueteo y vibración: Avanzábamos en una loca carrera…

Todo cesó en un instante, una sensación de vacío en el estómago y de paz en el corazón. Mientras el suelo se alejaba de nosotros la ventanilla se llenaba de cielo ¡estaba viajando!  Respiré hondo, nuevamente sentí el libro en mis manos. Un dedo marcaba una hoja. Volví a retomar la página; en el texto el autor seguía tratando obstinadamente de analizar con algún sentido la frase referida al león. Mi asiento 7A retomó su aspecto de cama un tanto desordenada.

Cerré el libro, acomodé las almohadas, tal vez si me dormía pronto podría soñar con la continuación de mi viaje….o saber si el león finalmente volvió al zoológico.

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Universos paralelos.(El león que no quería volver al zoológico)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s